Blogia
En familia

Fidel: mucho más de un millón de amigos 

Por Ronal Suárez Ramos 

El cantautor brasileño Roberto Carlo, elevó su popularidad cuando en el tercer cuarto de siglo pasado llenó espacios radiales y televisivos, con su canción “Un millón de amigos”. Fidel Castro, quizás sin proponérselo, ha sobrepasado con creces tal aspiración, y suman muchos millones los que le quieren, admiran y agradecen en todo el mundo. De ello dan fe por estos días las 1 500 personalidades que, procedentes de distintas latitudes,  se han dado cita en el Palacio de Convenciones de Ciudad de La Habana, para participar en el Coloquio sobre el pensamiento del Líder, como parte de la celebración de su cumpleaños 80. La fecha no ha sido escogida por casualidad. Fue el propio Comandante en Jefe, quien al sentir resquebrajada su salud a finales del mes de julio, propuso trasladar la celebración del onomástico para el dos de diciembre, coincidiendo con los festejos por el aniversario 50 de la expedición del Granma.  La efeméride tiene aquí gran connotación, por considerarse el momento en que el entonces joven abogado, devenido figura principal en la lucha contra la tiranía batistiana, cumplía la palabra empeñada de reiniciar la lucha por la definitiva independencia antes de que finalizara el año 1956. Medio siglo después, enaltece escuchar las voces de personas que a pesar de sus grandes ocupaciones, han viajado miles de kilómetros para reconocer la enorme obra social que  Fidel, al frente del pueblo cubano, ha realizado en todo el mundo. Entre ellas están  jefes de estados y de gobiernos, ministros, famosos escritores y artistas, filósofos de reconocido prestigio, que respaldan sus pronunciamientos con ejemplos concretos:Las decenas de miles de jóvenes de escasos recursos, que procedentes de sus países estudian en universidades cubanas; los contingentes médicos enviados desde aquí a socorrer a las víctimas de catástrofes en Indonesia, en Pakistán, en Haití o Centroamérica; los profesionales de la salud desplegados por más de 60 naciones. El papel de nuestros combatientes en la destrucción del odioso apartheid y la liberación de varios pueblos africanos. La resistencia en todos los terrenos al poderoso imperio que en vano ha tratado de doblegar a la Revolución Cubana. La hazaña de mantener,  contra viento y marea, un sistema económico social que promueve la justicia, la igualdad, la realización plena del ser humano.  Son, sin duda, las razones principales para tener tantos amigos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres