Blogia
En familia

Torres nuevas para la seguridad eléctrica

 

-Ronal Suárez Ramos

 

Las armazones metálicas que resurgen a lo largo de 80 kilómetros de la Autopista Nacional, no pueden pasar inadvertidas al viajero, pero seguramente tampoco le darán por sí solas la trascendencia de la obra que allí se realiza.

 Para los pinareños, en cambio, la percepción es diferente, pues conocen que se trata del restablecimiento de la línea de 220

Kilovoltios (kv), principal enlace del Sistema Electroenergético Nacional con la región más occidental de Cuba.

  Un total de 143 torres que servían de sostén a los tendidos eléctricos, fueron demolidas hace siete meses por el huracán Gustav, con vientos que llegaron a sobrepasar los 300 kilómetros por hora..

   Desde entonces, la provincia se abastece de la imprescindible energía mediante dos lineas de 110 kv, mucho menos seguras, lo que obliga a depender en buena medida de  emplazamientos de grupos electrógenos preventivamente instalados cuatro años atrás.

Hacia un sistema confiable

  Ahora se trata de volver a contar con un sistema confiable, lo que debe alcanzarse para finales de junio próximo, según los especialistas.

 Con tal objetivo trabajan brigadas de cuatro provincias que acometen el ensamblaje e izaje de las torres, compuestas por piezas de acero hasta totalizar 43 metros de altura. Más de la mitad de ellas ya han sido instaladas.

 Según Luis Martínez, representante de la Empresa de Construcciones Eléctricas, las gigantescas estructuras son fruto de un proyecto cubano-venezolano en el que se ha tenido en cuenta la probabilidad de volver a enfrentar fenómenos meteorológicos como los que atravesaron a la provincia el pasado año.

  En consecuencia, las piezas metálicas tienen mayor consistencia, y también se rebajaron tres metros de altura en relación con sus antecesoras.

 Solidaridad uruguaya

 Como una novedad de esta obra, se considera la presencia desde el 27 de febrero y hasta principios de  abril, de una brigada integrada por 19 trabajadores de la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas de Uruguay.

 El Ingeniero Mariano Bufao Fábregas, al frente del grupo, dijo sentirse satisfecho con la labor realizada, del intercambio con los eléctricos cubanos, y sobre todo de los contactos con la población de wlos municipios más duramente golpeados por los   huracanes.

 “Hemos sentido un profundo calor humano, de personas hospitalarias, sencillas y agradecidas, que no han perdido esas cualidades a pesar de las adversidades naturales”, dijo poco antes de concluir su misión.

 Ellos también quedarán en el recuerdo de los pinareños, como parte del esfuerzo para devolverles la seguridad eléctrica.

   

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres