Blogia
En familia

La Coloma en el ojo del meteoro 2008

 

-Por Ronal Suárez Ramos

 

La sirena del combinado pesquero industrial se escuchó en todo el poblado. Como el viento estaba en calma, los trabajadores se protegieron de una supuesta fuga de amoniaco, en el refugio previsto para estos casos.

 Posteriormente, parte de la flota langostera se puso en marcha hacia el cercano Estero de Colón, donde las tupidas cortinas de mangle constituyen un valladar contra las grandes olas que provocan los fenómenos atmosféricos

  En la comunidad, de unos 7 000 habitantes,  los vecinos del edificio 16   ocupaban disciplinadamente el ómnibus  previsto para la evacuación. Llevaban  consigo algunos útiles del hogar y personales imprescindibles para la estancia en el lugar donde se albergarían, conocido de antemano.

  Aunque los colomeros han tenido que dejar sus viviendas en no pocas oportunidades ante una situación de amenaza real, toman con seriedad y disciplina el entrenamiento, realizado en el marco del Ejercicio Meteoro 2008.

 “Las propias experiencias vividas demuestran que siempre quedan fallas por superar”, dice  Jesús Rondón, jefe de la Zona de Defensa. Y recuerda que  las primeras evacuaciones eran difíciles, pues la gente no tenía noción del peligro.

 “Después tomaron conciencia de ello al ver como el mar penetraba en los barrios, y seguramente hubiera cobrado víctimas de no haberse actuado preventivamente”, agrega. Antes hubo que buscar solución para la protección de los animales y los efectos electrodomésticos de las familias, problemas ya resueltos.

  Es algo que sirve a todos los pinareños. Durante los primeros ocho años de este siglo, 14 ciclones de distintas categorías han afectado de alguna manera el occidente cubano y obligado a movilizarse para enfrentarlos y reducir sus consecuencias.

 Por ello, si bien el Ejercicio Meteoro 2008 sirvió para ejercitar las actividades de reducción del riesgo ante eventuales catástrofes de todo tipo, se puso énfasis en los eventos hidrometeorológicos y posibles desastres sanitarios y tecnológicos a ellos asociados.

 Cómo en La Coloma, en otras zonas de la provincia se actualizaron las medidas preventivas, fieles al pensamiento martiano que presidió aquí el Ejercicio: “Los peligros no han de verse cuando se tienen encima, sino cuando se les puede evitar”.

 

Pies de fotos:

-El plan de evacuación de La Coloma se ajusta al peligro potencial: Si se trata de un huracán de gran intensidad, se mueven sus 7 000 habitantes, de lo contrario solo las zonas bajas.

- El resguardo de las embarcaciones en el Estero de Colón, ejecutado muchas veces en situaciones de amenaza real, ha garantizado la seguridad de esos valiosos recursos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres